Los Prisioneros, Museo a Cielo Abierto de San Miguel – Santiago, Chile. ©Museo a Cielo Aboerto San Miguel

Los Prisioneros, Museo a Cielo Abierto de San Miguel – Santiago, Chile. ©Museo a Cielo Abierto San Miguel

El arte se ha mantenido al margen de la planificación urbana, debido a lo poco estudiado que ha sido su accionar en el mundo hispanohablante. Sin embargo, reconocemos con cierta naturalidad piezas artísticas tradicionales dentro del entorno urbano: emblemas patrios, bustos de héroes nacionales, pinturas que conmemoran importantes hechos de nuestra historia, entre otros. Estos hitos dentro de la ciudad podrían entenderse como lo que Judy Baca nombra “cannon in the park” o el “típico monumento conmemorativo” ubicado en las plazas y parques de las ciudades el cual respalda las opiniones oficiales de la ciudad hacia sus ciudadanos y más aún hacia sus visitantes, es decir, reflejan el sentir y pensar de las autoridades locales, los empresarios comerciales y los grupos de élite que controlan el paisaje urbano a su antojo, inculcando su ideología en el inconsciente colectivo de los transeúntes (Hall, 2003).

Desde este punto de vista, el arte público ha sido usado por las clases dominantes como una herramienta cargada de simbolismos para reafirmar su autoridad en la ciudad, lo cual a su vez no dista de lo que sucede en Chile. Por lo que surgen algunas preguntas producto de esto: ¿en qué lugares se posicionan estas obras?, ¿cuáles son las posturas críticas contra este género artístico? y, ¿cómo y dónde se manifiesta en las ciudades chilenas?. Al fin y al cabo, ¿existe segregación en el arte público urbano de Chile?

Generalmente en este lado del globo el género ha sido escasamente revisado en esta faceta, pero desde el mundo anglosajón en los años 70′ y 80′ se vislumbraron… [Ver más]

¡Felicitaciones a Eduardo!